domingo, 5 de febrero de 2017

Guardia real londinense



Aquí tenemos un sencillo guarda real londinense, con su característico sombrero y su traje rojo con el cinto y los botones. Me recuerda un poco a Blas, el muñeco de Barrio Sésamo.


Y ahora una curiosidad sobre un compañero de este amigurumi:

Los policías metropolitanos en Londres son conocidos por el nombre de Bobby en homenaje a Sir Robert Peel, el primer ministro inglés en organizar el cuerpo de policía
.
Pero mientras que a los policías en Inglaterra se les llama Bobby (Bobbies), en Irlanda del norte, llevan el sobrenombre de Peeler (Peelers)

Gracias al amor por las tradiciones de los ingleses,ambos nombres siguen empleándose en nuestros días. 


Yoshi

Este amigurumi lo he comenzado por los pies, para poder ir siendo consciente de las dimensiones de las distintas partes del cuerpo.





Siempre empezando con el anillo mágico, excepto en las patas, he comenzado con una suela de zapato amarilla aumentando el círculo hasta el tamaño que me ha parecido adecuado. (Siempre trabajo sin patrones)                              
He dado un par de vueltas de el mismo número de puntos para dar relieve y he pasado al color naranja. Para ir dándole forma al zapato he ido gradualmente disminuyendo el número de puntos acabando con 4 vueltas del mismo número de puntos, para hacer el efecto de botines.
Una vez concluidos los dos botines he hecho las piernas con una cadeneta del mismo número de puntos que los del borde final de los botines para poder unirlos con posterioridad. Una vez cerrada la cadeneta, he vuelto a tejer hasta tener la largura de pierna que me ha parecido correcta para el tamaño de los botines.
De aquí he pasado a hacer la nariz. Una enorme bola verde que una vez hecha me ha dado idea del tamaño de la cabeza, otra gran pelota verde, acabada en blanco.El siguiente paso ha sido tejer los papos con lana blanca, los detalles en rojo de la parte superior de la cabeza y el pequeño caparazón que lleva en la espalda.
Y la parte más difícil ha sido el cuerpo, que he tejido a dos colores, manteniendo siempre el mismo número de puntos blancos, mientras disminuía o mantenía el número de puntos verdes. Por último he hecho el rabito en verde.
Y ya que estaba, le he tejido un huevo.
Animaros a hacerlo. El resultado hace que el trabajo haya merecido la pena.                                     

viernes, 31 de octubre de 2014

Otra vez Halloween

 Otra vez Halloween y a falta de nuevos amigurumies vuelvo a sacar mis calabazas, la bruja, el fantasma y la trabajadora araña con su tela.

 El tiempo se escapa entre los dedos y los días transcurren rápidamente. Las aficiones aumentan y el tiempo disponible sigue siendo el mismo. 

Ultimamente leo demasiado y veo muchos vídeos. La comodidad de dejarte llevar y disfrutar viajando en la imaginación con la lectura o la multitud de posibilidades que se ofrecen en internet,  hace que tenga abandonados mis pasatiempos. Y es porque no se tejer mientras leo. Pero prometo volver con algo nuevo el próximo año.




miércoles, 1 de enero de 2014

Mi Lalylala particular

Hola
Hace poco descubrí unos muñecos que me llamaron la atención. Son preciosos y muy originales. No había visto nada parecido hasta el momento y desde entonces soy una fan incondicional de Lalylala.
Así que cogí mi ganchillo y me propuse hacer una particular versión de sus preciosos muñecos.Por supuesto hay una gran diferencia, pero estoy muy orgullosa con el resultado.


 

Por  el tamaño de la trenza parece Rapunzel.

martes, 26 de noviembre de 2013

Panda ami


En la página All About Ami podemos encontrar patrones para hacer tantos amigurumis como queramos. Además, esta artista hace muchas cosas y las documenta muy bien.
Siguiendo sus indicaciones he tejido estos pandas.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Limón, pera y ...



Limón, pera y mandarinas


Pasado el tiempo de Halloween y en espera de la Navidad estas calabacitas reconvertidas en mandarinas me han dado la idea de tejer una pera y un limón.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Bichitos

Bichitos....

Je,je,je

Reunión de búhos



    Estos pequeños búhos de todos los colores son relativamente fáciles de hacer. El cuerpo es básico empieza por abajo y al llegar a las orejas hay dos opciones:
-Hacer vueltas de más sin variar el número de puntos y a la hora de cerrarlo cosiendo recoger parte del centro para que quede la forma de las orejas, o
-Hacer una oreja,bordear el interior e ir cerrando la cabeza con un punto cerrado y por último hacer la otra oreja.
Las alas se hacen a partir de un círculo mágico de 6 puntos, en la primera vuelta dos puntos por cada punto, en la segunda un punto, dos puntos, y así sucesivamente, en cada punto. La tercera, si el búho no es muy pequeño, sería un punto, un punto, dos puntos...Luego una serie de vueltas con el mismo número de puntos. Cuando se vea que el tamaño es el adecuado para el cuerpo de nuestro búho, se cierra el ala haciendo al revés los pasos iniciales.
Los ojos de nuevo con el círculo mágico, los dos primeros pasos de siempre y cambiando la lana de color, se tejen dos puntos en cada punto durante una o dos vueltas.



lunes, 10 de junio de 2013

bolso mini

Con este búho de fieltro he adornado el bolsito de neopreno para llevar la música de paseo.

Así voy siempre bien acompañada. Jeje.

El bolso es muy sencillo. Lo he cosido con la lana que utilizo para tejer los amigurumis. Le he añadido un cordón largo y dos botones para poder cerrarlo.

búhos amigurumis


Hacía tiempo que no tejía y por fín un buen día retomé el ganchillo y se me ocurrió intentar hacer un búho chiquitín, ya que los de fieltro quedaron majos.

Empecé como siempre con el anillo májico de 6 puntos y así tejí la pelotita base. A la hora de cerrar tejí unos puntos más en los extremos para hacer las orejitas y por el centro me limité a cerrar puntos para conseguir más relieve.

Las alas son como brazos o piernas, dos tubos sin relleno.

El pico naranja lo triangulé un poco.

Y los ojazos empiezo en negro y acabo en blanco.


Después me permití hacer una variación y salió este chico serio que parece un profesor universitario, con el cuerpo a dos colores.



Uno de los búhos lo utilizo de llavero y es tan agradable al tacto que muchas veces me resisto a guardarlo y lo llevo en la mano.


jueves, 28 de febrero de 2013

buhos de fieltro

Los buhos de la suerte siempre dan un toque alegre y colorido a nuestras prendas de invierno.



Flores de fieltro

Flores de fieltro de 4 pétalos.

 

 

 Otro broche para los jerseys vistoso y colorido. Fácil de hacer y entretenido de realizar.


¡Qué bien queda!

trabajando con fieltro. Sirena de Invierno.

Hola a todos

He descubierto el fieltro, y se puede hacer un precioso broche con relativamente poco esfuerzo. Lo verdaderamente dificil es imaginar lo que se va a hacer, combinar colores, formas y materiales y quedar conforme con el producto imaginado. Luego es coser y cantar.

De momento hago pruebas. ¿Qué tal ha quedado?

Las manualidades como terapia


Las manualidades como terapia para el bienestar.








 Nada mejor para dejar de estar plof, o decaída, como dejar de pensar en eso que nos preocupa y poner manos a la obra.

Se trata de estar concentrado con el trabajo que tenemos entre manos para no continuar con el runruneo.De esta manera, centrando nuestra atención totalmente en lo que estamos haciendo liberamos nuestra mente y relajamos la tensión de nuestro cuerpo. Creo que en esto se basa el mindfulness.

Ocupar toda la mente con algo que nos absorba .Y si además nos estimula y enteretiene,pues genial.

 Al ver los resultados tan satisfactorios, contra todo pronóstico, nos  sorprenderemos de lo que somos capaces de hacer y nos sentiremos mejor.

Además tendremos originales artesanías para regalar a nuestras amigas.

 Desde aquí animo a todo el mundo a probar. Adelante!!




sábado, 12 de enero de 2013

conejito amoroso y dormilón


Hemos comenzado el año con cambios en la forma de subir las fotos al blog que me ha fastidiado un poco, pero como siempre hacemos en esta vida, me iré amoldando y cambiaré la manera de trabajar para subirme al carro. Por eso he sacado estas fotos desde el mismo ordenador, de modo que no puedo incidir en detalles concretos, como me suele gustar hacer. Pero ni tan mal.

Este conejito es como los tentetiesos que se veían en mi infancia. En lugar de hacer una bola para el cuerpo he tejido un cilindro, como un barril. lo he rematado y he hecho la cabeza terminada a la manera usual. He cosido unas largas orejas y dos borlitas a modo de patitas. Con lana negra la cruz y los ojos y listo. Un amoroso conejito ya está listo para disfrutarlo.



Este es el clásico muñeco con pijama azúl. No he puesto boca, con la intención de comprobar si es cierto que, como dicen los creadores de Hello Kittie, refleja el estado de ánimo de la persona que lo contempla.

Espero que os gusten.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Mi pequeño Dragón

¡¡ Prueba superada !!  Aquí tenemos al pequeño Dragón.

Estoy tan contenta de lo bien que me ha quedado, que le he tejido un sombrerito y una bufanda para que estas navidades esté bien calentito.

Comentaros que he unido el cuerpo y la cabeza, recordando como se hacían los corazones. Esto es, primero he tejido el morro y el cuerpo, y luego los he unido a la altura de la "garganta" y he seguido tejiendo en circular hasta cerrar en la coronilla.



 
Las patas y los brazos los he variado un poco, engordando los extremos y dejando más delgada la zona central
.


 He hecho una cadeneta larga y le he dado un poco de volumen, para recrear el detalle de la espalda.


Con un par de círculos con el borde en claro, doblados por la mitad obtengo las alas.

   El rabito lo he rematado con unas puntadas en color oscuro.

 He tejido las aletas del hocico y las orejitas con un anillo mágico, y en el primer caso una vuelta de puntos dobles y en el segundo con una tercera añadida de puntos doble y simple alternados.


Y por último lo he unido todo con el resultado que podemos ver. ¡Ah!. Y los ojos son dos cuentas que he cosido.

  Por lo general me suele gustar que los ojos también sean a ganchillo, pero esta vez me he atrevido a hacer esta variación y creo que he acertado. Es más fiel al original.

Para la bufanda y el sombrero he elegido los colores de la navidad.

Los he tejido con un ganchillo más grande para que quedara el punto menos prieto.

Aquí se ve como va quedando el dinosaurio mientras lo estaba haciendo, todavía sin rellenar las piezas. Me gusta ir uniendo las piezas de manera provisional, para darme cuenta de como va a quedar el resultado final, por si hay que hacer alguna variación en el proceso.
                                                                                                    
Y cuando ya está acabado siempre me sorprende que el resultado sea tan lucido.
Os animo a que probeis a hacer uno.

Yo trabajo sin patrones, pero  si puedo ayudaros no dudeis que lo haré.


¡Manos a la obra! 






 Nos vemos con nuevos trabajos el próximo año:


¡¡ FELIZ 2013 !!